Plantar mi
huerto
Sembrar mis
semillas

El abc de tu nuevo huerto

Sabemos que cultivar tus propias hortalizas para autoconsumo, es una experiencia que también alimenta el alma, por eso en Huatan diseñamos este huerto urbano para que tengas la oportunidad de vivirlo y sacar ese #citycultor que todos llevamos dentro.

Estos son los primeros pasos para iniciarte en el maravilloso mundo de los Huertos Huatan.

Ubicación

1

    

La ubicación del huerto

Lo ideal es que esté situado a pleno sol, orientado de norte a sur si es posible, y sin obstáculos que proyecten sombra sobre él. Las plantas productivas y aromáticas necesitan sol directo para crecer y desarrollarse adecuadamente. Por ejemplo, 5 a 8 horas de sol al día son suficientes para cultivar la mayoría de las hortalizas y hierbas culinarias como el perejil, el cilantro, la menta y el orégano.



2 El sustrato

Debemos intentar que el sustrato donde vamos a cultivar esté suelto, esponjoso y aireado, con una buena capacidad de retención de agua y que contenga todos los nutrientes necesarios. Para ello lo mejor es tener un sustrato especial, que contenga materia orgánica disponible, cumpla con las características de textura, porosidad, humedad y ligereza. El sustrato de “Huerto Huatan” está listo para ser la base de tus cultivos.

Ubicación

3

    

Época de siembra

Algunas hortalizas prefieren desarrollarse en el frío y otras en las temperaturas cálidas. Es importante tomar en cuenta la época de siembra, por ejemplo en primavera/verano, los pepinos, calabacitas, tomates, ejotes, entre otros, prefieren crecer y ser cosechados. Mientras que en otoño/invierno, el brócoli, lechuga, cebolla, zanahoria, entre otros se desarrollan mejor.



4 Compatibilidad

Cuando colocamos ciertas plantas junto a otras se benefician, pero algunas no, ya que pueden producir secreciones tóxicas que impidan el desarrollo adecuado de otra especie o le roben demasiados nutrientes y no la dejen prosperar. Por esta razón, se debe buscar la vinculación adecuada entre plantas y aprovechar su capacidad de donar o consumir nutrientes para encontrar la combinación ideal.

Ubicación

5 Siembra

Podemos decidir si queremos germinar nosotros mismos las semillas o si preferimos la inmediatez de comprar plantas, este segundo ahorra el proceso de germinación aunque sembrar semillas no requiere de mucha experiencia, pero los primeros días necesitaremos estar muy pendientes de nuestros semilleros para que no les falte ni la humedad ni la temperatura que necesitan para germinar, además de protegerlas de las inclemencias climáticas.



6 Trasplante

Si prefieres tener plantas adultas, recuerda seleccionar adecuadamente las especies de acuerdo a la época de siembra y compatibilidad. Tener diferentes cultivos adultos al mismo tiempo nos proporciona varias cosechas y más alimentos en poco espacio y poco tiempo.

Ubicación

7 Riego

Al principio necesitarás regar con más frecuencia pues está el proceso de crecimiento y adaptación, lo importante es observar que el sustrato esté todo el tiempo húmedo. El riego siempre es nocturno para evitar que se evapore el agua.



8

    

Nutrición orgánica

Como todas las plantas, las hortalizas necesitan una serie de nutrientes para crecer y desarrollarse correctamente, por eso un mejorador de suelo como el Humus de lombriz o vermicompost es ideal, ya que aporta los micro y macronutrientes necesarios, además de liberarlos conforme las plantas lo vayan necesitando.

Ubicación

9

    

Control de plagas y enfermedades

La mayoría de las plantas aromáticas y medicinales funcionan para el control de plagas en el huerto, por lo que siempre deberás incorporarlas en él. Tomillo, hierbabuena, menta, romero, albahaca, entre otros, por su aroma repelan plagas, además de mejorar el sabor en ciertas hortalizas.



10 Polinización

Las flores ayudan a atraer algunos insectos benéficos, que además de evitar algunas plagas, nos ayudaran a polinizar y aumentar el rendimiento de algunos cultivos como jitomates, chiles, pimientos y berenjenas.

Ubicación

11 Cosecha

El mejor momento para cosechar será cuando las hortalizas y frutos estén maduros, de esta forma tendrán mayor valor nutritivo y mejor sabor. Lo ideal es cosechar por las mañanas o en las horas más frescas del día.



12

    

Rotación de cultivos

¿Recuerdas que algunas plantas donan nutrientes y otras los devoran? En esta última etapa, deberás incorporar plantas que ayuden a que el sustrato se recargue de nutrientes para la siguiente siembra. Los frijoles, ejotes y lentejas serán tus mejores aliadas para este momento.

En este sitio te estaremos acompañando con consejos, tips, lo que sí y lo que no hacer, para que disfrutes al máximo la experiencia verde diferente, de tu Huerto Huatan.